Cambié de software y me sobró espacio….

Polinotas — Por el abril 3, 2017 a las 11:04

Cambié de software y me sobró espacio en el Disco Duro

Superamos el problema del Y2K, ahora necesitamos concentrarnos en el CTO (century twenty-one), lo llamo así para no desviarme mucho de la terminología ya digerida.

En pleno Siglo XXI considero que una de las acciones que debemos emprender cuanto antes es la revisión de nuestro propio software. Entremos en nuestro interior y descubramos quienes somos. Es importante que comprendamos que no es nuestra mente la que está al mando, sino nosotros los que gobernamos nuestra mente.

Nosotros somos el poder que hemos andado buscando.

Nosotros estamos a cargo de nuestra propia vida. Es fácil decir esto, pero lo cierto es que existe mucha gente que no ha comprendido que todo está dentro de nuestro ser y esto no depende del grado de escolaridad que tengamos, pues en la escuela no nos enseñaron a vivir. Nos enseñaron todo lo demás. Como dijo alguien ” Tengo una educación muy buena. Tardé años en superarla “.

De lo que se trata ahora es de desaprender. Desaprender toda la basura que le enseñaron a uno. En mi caso les confieso que decidí cambiar mi software y me ha quedado suficiente espacio en mi disco duro, toda vez que me ha tocado botar mucha basura que almacenaba, solo subí los archivos que consideré útiles y eliminé los que ya no me servían para nada, pudiendo montar los nuevos archivos en los que he venido trabajando últimamente y para los que no había espacio.

Lo anterior suena como muy técnico y crudo, pero la verdad que a veces pasamos por alto, es que necesitamos profundizar en nosotros mismos, pues mientras más entendamos la condición humana, más eficaces seremos en todo lo que emprendamos. Por esta razón se hace necesario desarrollar un nuevo lenguaje que nos invite a reorientar nuestro pensamiento hacia lo verdaderamente esencial, hacia todo lo que implique plantear respuestas a las preguntas básicas en la vida, cambiar la insensibilidad por una gran sensibilidad hacia los valores humanos, pero esta sensibilidad no brota silvestre, ésta depende solamente de los seres humanos que poblamos este planeta.

Se necesitan seres innovadores y para ser innovador solo se requiere: primero, ir más allá de los paradigmas convencionales, salirse de su propio marco de referencia y encontrar una manera diferente de caminar por la vida y segundo, se requiere la habilidad de discernir qué es importante, y mantenerse enfocado hacia esta meta. Innovar viene del convencimiento de que todo es susceptible de ser mejorado.

Con esta reflexión los invito a cambiar de software, no importa el número de doctorados que Ud. tenga, y empiece por asumir la responsabilidad personal de hacer que los demás implementen esta estrategia. Esto no se enseña, sino que se presenta como desafío a la existencia. No puede elegirse por otros. Todo lo que se puede hacer es informarles que no se puede elegir por ellos. En la mayoría de los casos, eso en sí mismo, será una fuerte motivación para la gente que queremos ver crecer con nosotros.

Eudoro Román Lemos

Dejenos su Comentario

Trackbacks

Deje un Trackback