¡¡¡ Sobrevivir es fácil… Vivir es maravilloso !!!

Polinotas — Por el marzo 13, 2018 a las 16:17

No vale la pena Sobrevivir, estamos llamados  es a vivir plenamente, pero para ello se requiere ponerle ganas a nuestra existencia y tener en cuenta que todo lo que necesitamos para vivir la vida, está dentro de nosotros mismos.

Para hablar de vida se necesita también hablar de muerte, pues son dos situaciones inevitables para nosotros los seres vivos. La palabra muerte resulta difícil de digerir por nosotros, pero al pensar en ella tomamos conciencia de lo linda que resulta nuestra vida para invertirla en lo que produce una verdadera autorrealización.

            Entremos a hacernos preguntas difíciles, como por ejemplo ¿ Se ha preguntado Ud. Cuando va a morir?   ¿ Dentro de cincuenta años, de veinte, de diez, de cinco, hoy mismo? Creo que la respuesta es complicada, pero es necesario que aprendamos a familiarizarnos con esta pregunta. La verdad es que ninguno de nosotros tiene la más remota idea de cuánto nos queda por vivir. Lo lamentable, sin embargo, es que actuamos como si fuésemos a vivir eternamente, olvidándonos que el único eterno es Dios. Posponemos las cosas que, en el fondo, sabemos que queremos hacer: decirle a las personas que queremos lo mucho que nos importan, pasar tiempo a solas, visitar un buen amigo, hacer  esa  hermosa excursión, escribir una carta afectuosa, jugar con nuestros hijos, aprender a meditar, convertirnos en alguien que sabe escuchar mejor, y muchas otras cosas más. Sacamos nuestra coraza de justificaciones para no hacer lo que a nosotros nos gusta, y acabamos dedicando nuestra mayor parte del  tiempo productivo a hacer  cosas que al fin y al cabo no son tan importantes. Argumentamos a favor de nuestras limitaciones, y las convertimos en nuestras limitaciones.

            Por todo lo anterior es que lo invito, amigo lector, a que vivamos cada día como si fuera el último que nos queda en este planeta. No sugiero esto como prescripción para que seas imprudente ni para que abandones tus responsabilidades, sino para que recuerdes lo preciosa  y corta que es la vida. Un amigo me dijo una vez …

“La vida es demasiado importante como para tomársela demasiado en serio y de ninguna manera saldrás vivo de ella”. Hoy creo que tiene razón. Por esto he aprendido a valorar cada día mi vida dándome cuenta cuan importante soy para mí y para la gente que me rodea y trato de no posponer un abrazo, un saludo afectuoso hasta con la gente que no conozco, hacer todo el bien que esté a mi alcance hacer, y todas esas cosas que me hacen sentir vivo, y que yo llamo loquiñas, pensando siempre que no soy eterno y que de todas maneras quiero dejar un buen recuerdo dentro de la gente con quien tengo la oportunidad de compartir. Pensando de esta manera he descubierto lo saludable que resulta la vida  cuando nos esforzamos en construir relaciones que perduren, y la primera relación que debe funcionar muy bien es conmigo mismo, a partir de allí las demás relaciones se convierten en experiencias maravillosas  que vale la pena desarrollar cada día más.

            Busca siempre agregar algo EXTRA  a lo ordinario y sencillamente lo convertirás en EXTRAORDINARIO.

Eudoro Román Lemos

Dejenos su Comentario

Trackbacks

Deje un Trackback